Encuentro vip con escorts en Madrid

¿Qué es un encuentro VIP?

 

A veces el concepto de VIP está muy distorsionado, percibimos por el término VIP connotaciones como glamour, elegancia, lifestyle, ropa de marca, etc.

El término VIP se traduce del inglés como Very Important Person, desde su traducción podríamos entender una gran diversidad de factores. En los últimos años el término VIP, se ha ha ido abriendo a nuevas tendencias que quizás se alejan un poco de lo que en su origen se acuñaba como él terminó VIP.

Llevo muchos años en contacto con la escena VIP como escort de lujo en Madrid, y por ello he podido conocer tanto la escena clásica como la actual, y debo decir que existen ciertas diferencias dado que he conocido clientes que en su lifestyle desde siempre fueron VIP, y otros clientes qué hicieron fortuna en un punto de sus vidas y comenzaron a vivir un estilo de vida alto a raíz de ese momento.

Los dos perfiles mantiene un estilo de vida muy alto, quizás la diferencia estriba en que el primero ni siquiera es consciente de su estilo de vida, (ya que siempre fue así) sin embargo el segundo, ha empezado a formar parte de la escena VIP hace relativamente poco tiempo.

 

Hoy quiero escribir sobre lo que es para mí un encuentro VIP, que detalles lo hacen así y que elementos lo componen.

“Desde que oyes su voz, empiezas a darte cuenta de que se trata de un cliente VIP”

Desde la primera llamada, sabes que se trata de algo distinto.

Desde que suena el teléfono la primera vez y escuchas la voz de la persona que esta al otro lado, empiezas a percibir que se trata de una persona especial. Esto se aprende por las experiencias que te ha ido enseñando la vida.

Cuando se trata de un cliente VIP, lo sabes en la manera en como pregunta, el  tono de voz que emplea, o incuso la educación impresa que notas cuando pregunta.

A veces no son ellos directamente quienes contactan contigo, tal vez un empleado o secretaria es la encargada de contactarte para informarse sobre tus servicios, y a pesar de no ser el cliente directo, notas como se estan dirigiendo a ti de un modo fuera de lo habitual.

“Un cliente VIP te hace sentir cómoda.
El sabe quien eres, y porque estás ahí, pero no lo convierte en el epicentro del encuentro VIP. “

La educación de un cliente VIP hace que no existan roles.

Créeme si te digo que cuando acudes a un encuentro VIP con un cliente, lo último que vas a sentir que eres una escort de lujo en Madrid.

En ocasiones eres tu quien se desplaza al evento, acompañamiento o viaje, otras es el cliente quien se desplaza al punto acordado.

Una vez estas con el, notas una actitud muy cercana, una educación exquisita y lo que más me llama la atención, el trato, podría describírtelo como una especie de cita totalmente normal donde la naturalidad es lo que prima por encima de todo.

Un elemento que me ha llamado mucho la atención de mis encuentros VIP, son los detalles que te regalan de forma altruista cuando menos lo esperas.

He tenido ocasiones en las que he acudido vestida de alta costura, con mis joyas y zapatos, sin embargo me he encontrado situaciones en las que el cliente ha pensado que alguno de tus accesorios no es el adecuado para una ocasión determinada y es el quien te propone acudir a una zapatería o joyería para mejorar el look inicial.

“Lo que diferencia un encuentro VIP de otros, es que en un encuentro VIP lo sientes desde que llegas, hasta que te marchas”

Desde que llegas hasta que te vas, tu y el, sois VIP.

Ya os he comentado anteriormente que un encuentro VIP puede ser un acompañamiento a una convención, una gala, una reunión de empresa o a veces una cita de lujo. 

Cuando bajas del coche y levantas la mirada, entiendes que desde el lugar, hasta las personas que están allí, es algo fuera de lo común.

Te ayudan a bajar del coche, te preguntan como estas y que tal el viaje, te ayudan si necesitas algo, te acompañan hasta la zona del evento, en caso de lluvia ponen a tu disposición una persona para resguardarte de la misma, etc.

En el área del evento puedes ver todo tipo de connotaciones VIP, desde la indumentaria de las personas que confluyen, hasta la decoración del salón o emplazamiento.

El servicio esta pendiente de ti en todo momento, no hay nada que quede al azar, todo esta perfectamente organizado para que todas y cada una de las personas que estén allí permanezcan perfectamente atendidos.

Los aperitivos, el champan, la comida o la música, han sido elementos seleccionados metódicamente, con un gusto más allá del concepto VIP, más bien llegaría al concepto de lujo. Este lujo, ni se compra, ni se adquiere, es un lujo innato y esta implícito en todas las personas que están allí.

Las conversaciones son muy interesantes, son personas que no dan relevancia al hecho de comprarse un coche de alta gama o realizar un viaje de lujo, es su lifestyle, siempre lo fue y siempre lo será, de ahí que hablen con total normalidad de sus vidas y adquisiciones. Esto no les da supremacía ni superioridad, puedes observarlo en como se dirigen a los camareros o al servicio en general, nacieron ricos, pero también educados, por lo que su categoría no prima por encima de la educación.

“Un encuentro VIP implica naturalidad por ambas partes para que funcione”

La naturalidad reciproca es la clave en un encuentro VIP.

Una de las claves que considero importantes en un encuentro VIP es la naturalidad. Antes te comenté la naturalidad con la que te trata un cliente VIP, y tal vez sea esa la misma premisa que debes adoptar en un encuentro VIP.

El tiene poder adquisitivo y la capacidad de conseguir lo que tu nunca podrías, sin embargo, el nunca lo hace latente, tu debes actuar igual, no debes mostrar asombro ni sorpresa ante ningún detalle de su vida, trátalo con normalidad al igual que el a ti.

No debes dejarte abrumar por lo que el sea, porque tal vez el te ha elegido por tu sencillez. A veces este tipo de perfiles de clientes están cansados de personalidades importantes en su vida, y por eso tal vez, ofrecerles naturalidad en el trato es lo que más valoran, pudiendo incluso a divertirles tu forma de ser, pero siempre bajo el mismo denominador común, la educación.

“Un encuentro VIP, no lo olvidas nunca”

Si hubiese que resumir un encuentro VIP en una palabra, esa sería inolvidable...

Si ya has venido leyendo hasta aquí, habrás descubierto que un encuentro VIP esta lleno de detalles que probablemente no hayas vivido nunca a lo largo de tu vida a menos que seas una persona nacida en ese mundo.

A pesar de que normalmente mis acompañamientos son con clientes de poder adquisitivo, los clientes VIP marcan una diferencia, no es que sean mejores que los anteriores, pero tal vez los detalles, las situaciones y el trato tan exquisito, hace que ese encuentro VIP se quede guardado entre tus recuerdos por mucho tiempo.

También es verdad, que cuando un desconocido te trata de una forma tan cariñosa y educada es difícil olvidarlo, y aunque a veces puedes llegar a confundirte, lo mejor es que disfrutes de esos momentos porque luego el volverá a su vida y probablemente no encajes en ella, lo mejor es que te relajes, disfrutes y lo guardes en tu cabeza como un recuerdo que será para siempre.